Anoche arrancaba una nueva edición de la Liga, que como afirmaba esta semana su presidente, Javier Tebas, sería la primera que podría disputar un partido fuera del territorio nacional, y concretamente en Estados Unidos. Aunque como afirma As tiene que pasar muchos filtros la idea.

Se necesita el visto bueno del Consejo Superior de Deportes y el Ministerio de Asuntos Exteriores. Después la aprobación de la RFEF, que es quien designa a los árbitros y este organismo sigue reacio a una innovación de este tipo. También los clubes protagonistas tendrá algo que decir, así como la UEFA, la federación norteamericana, la CONCACAF y la FIFA. La idea sigue en pañales…