El técnico español es feliz en la Premier League. Tras cumplir con su gran objetivo a su llegada a las urracas, que no era otro que devolverle a la categoría de oro del fútbol inglés, su segunda campaña se está saldando con gran satisfacción, viéndose ya lejos de los puestos de descenso. Esto le ha respaldado al frente de la plantilla, situándose no solo con méritos suficientes para seguir al frente de la misma, sino para exigir una mano por parte del club.

De esta manera, Rafa Benítez ha hecho público, a través de la rueda de prensa posterior a su victoria frente al Arsenal, cuál es su idea de futuro en Newcastle y los requisitos para que esta se cumpla: «Podría quedarme aquí incluso diez años. Me gusta trabajar con gente joven y me gusta mejorarlos, pero también me gusta ganar. Debes tener una mezcla de jugadores jóvenes y experimentados, esto significa que tienes que gastar algo de dinero porque ahora no puedes ganar, y así poder ganar algo».