Alexis Sánchez (30 años) y Henrikh Mkhitaryan (30 años), han sido los nombres propios de unas operaciones realizadas tanto por Manchester United como por Arsenal. El chileno fue de los Gunners a los Reds Devils y el armenio al contrario. 19 meses después, ninguno se encuentra en Londres o Manchester.

Según Daily Mail, ninguno de los dos jugadores supo rendir al nivel esperado en sus respectivos equipos; situación que significó un gasto combinado sólo en salarios de más de 50 M€. Es decir, cada uno de los 18 goles que marcaron entre el chileno y el armenio en Arsenal y United le salió a los clubes a casi 3 M€.

Ahora ambos se verán las caras en la Serie A, tras llegar Mkhitaryan a la AS Roma y Alexis al Inter de Milán. No obstante, volverán a la Premier League la temporada que viene, puesto que ninguna cesión fue incluida con opción de compra.