Ayer por la tarde se hacía oficial la salida de Zlatan Ibrahimovic del Manchester United, de forma que el delantero de 36 años pondrá rumbo a la MLS norteamericana tras haber jugado solamente 7 partidos con los diablos rojos este curso. El sueco desembarcará en LA Galaxy para afrontar el nuevo curso.

Pero, para fichar por la escuadra californiana, el ariete ha tenido que rebajar en un 96% el salario que percibía en Old Traford. Este club tiene cubiertas ya las 3 plazas de jugador franquicia que permite la MLS para que solamente esas estrellas sobrepasen el límite salarial de 4 millones de dólares anuales.

Por tanto el nuevo contrato del que fuera delantero del FC Barcelona contempla un sueldo de 1,2 M€ anuales por cada una de las dos campañas que firmará. De manera que el nórdico asume esa gran rebaja del 96% porque percibía 21,85 M€ en Inglaterra por año.