Nicolás Otamendi tiene claro que no quiere volver a pisar Mestalla como jugador local. Tras los pasos del central andan varios de los mejores equipos europeos pero el Valencia es firme en su decisión de no facilitar la marcha del central. Quien lo quiera ha de depositar los 50 M€ que marcan su cláusula de rescisión, una cifra que pretendientes como el Real Madrid, el Manchester City o el Manchester United consideran excesiva.

Es este último equipo el que parece que, tras retirarse de la puja, habría vuelto a entrar en escena dispuesto a ofrecer una cifra cercana a los 40 M€. Para que desde Old Trafford puedan aumentar esa propuesta, Plaza Deportiva asegura que el zaguero argentino de 27 años está dispuesto a perder dinero; es decir, renunciar a parte de su sueldo para que el Manchester United pueda destinar esa cantidad a acercarse a los 50 M€ que pide el conjunto ché. ¿Conseguirá esta rocambolesca estrategia facilitar su salida de la capital de Turia?