El futbolista brasileño salió de Can Barça muy molesto con las formas del club. Tras depositar el montante total de su cláusula de rescisión, las actuaciones del FC Barcelona enfadaron al jugador que vio como los azulgrana se negaban a pagar los 26 M€ que figuraban en concepto de prima en su contrato tras haber renovado su contrato el año anterior. Ante esto, Neymar denunció al caso ante la FIFA que ya tendría una respuesta por parte de esta, de la que se hace eco AFP.

«La misma pregunta que se presenta en paralelo a diferentes jurisdicciones (...), la FIFA no está en condiciones de continuar sus investigaciones en este caso. Por lo tanto, el procedimiento fue cerrado por razones formales», dijo el portavoz del organismo rector del fútbol mundial. Una derrota para el ’10’ del PSG que no verá ni un céntimo más por parte del conjunto blaugrana.