Federico Chiesa tiene un futuro realmente prometedor por delante. Son varios los grandes clubes del Viejo Continente que tienen al talentoso futbolista en el punto de mira, donde la Juventus de Turín copó varias portadas durante el periodo estival de traspasos. Una situación realmente similar a la que se vivió con Nicolò Zaniolo, quien tomó la decisión de continuar defendiendo la elástica de la AS Roma. ¿Optará el extremo por mantenerse fiel a los colores de la Fiorentina?

Según informa Il Corriere Fiorentino, el objetivo de la secretaría técnica de la escuadra viola es hacer todo lo posible para garantizar la continuidad de Chiesa, de 21 años, en el plantel liderado por Vincenzo Montella: «Con Federico siempre hemos sido claros. Estamos contentos con su comportamiento, dentro y fuera del campo, y habrá momentos y formas de sentarse en una mesa. Representa a un jugador sobre el que queremos construir nuestro futuro. Espero que él también lo vea así porque los matrimonios se hacen de mutuo acuerdo. Es necesario comprender cuáles son sus sentimientos y sus motivaciones. Solo él puede tomar ciertas decisiones», ha asegurado un dirigente de la Fiorentina para el citado medio.