Aunque un amplio sector de la afición llegó a pedir su destitución durante el último partido de Liga (derrota ante el Getafe), la directiva del Real Betis no se plantea el adiós de Quique Setién. «De ninguna manera habrá destitución. Todo el mundo nos va conociendo, tanto a Ángel Haro como a mí, a Lorenzo Serra Ferrer y al propio Quique también, y todos saben que aquí estamos haciendo un proyecto serio, de crecimiento, que tiene que ser escalonado, paso a paso (...) Quique está en el campo, es una persona de fútbol, lleva muchísimos años en esto y entendemos que esto es un deporte y cuando tienes una racha de resultados negativos, de decepciones, la afición se puede frustrar y puede pedir desde silbar a un entrenador, a un futbolista cuando lo hace mal o a nosotros en el palco. Lo hemos vivido, lo entendemos y lo asumimos como una parte del juego», aseguró en los medios oficiales el vicepresidente de la entidad, José Miguel López Catalán.

Asimismo, el directivo reconoció que a lo largo del mercado invernal no pudieron completar todos los fichajes que tenían en mente. «En enero buscamos un delantero de referencia, contrastado, y al final no ha podido ser. El mercado te da cosas o no. Hemos traído a Lainez, que es un grandísimo fichaje, seguido por muchísimos equipos en Europa. Un gran fichaje de presente y futuro. Emerson, que va en esa línea. Y Jesé, una oportunidad que aportaba unas cosas que ahora vemos que nos da. Nos ha faltado ese delantero», explicó.