El Rayo Vallecano sigue tratando de configurar su plantilla para la siguiente temporada porque este equipo ha perdido a varios efectivos que acababan contrato o bien estaban cedidos. Ahora el cuadro franjirrojo quiere recuperar a uno de esos futbolistas a los que tenía el año pasado en préstamo, según informa Marca.

Se trata de Jordi Figueras, defensa de 26 años que pertenece al Brujas, pero que durante el mercado invernal llego al club madrileño como cedido. Allí estuvo durante la segunda mitad del curso en la que jugó un total de 14 encuentros.