Al ser un país tan alejado del viejo continente, donde todos los jugadores aspiran a triunfar, las perlas que salen de Nueva Zelanda suelen probar fortuna en Europa comenzando por el fútbol inglés. El idioma, la cultura y las costumbres de Gran Bretaña son la mejor manera de que jóvenes valores como Cameron Howieson se adapten antes.

Este centrocampista ofensivo de 17 años pertenece al Burnley, equipo que actualmente milita en la Championship, si bien este joven talento no ha debutado todavía con la primera plantilla. Aunque, de acuerdo con el Daily Mail, ya ha acaparado la atención de los ojeadores del Liverpool y Newcastle.