La Juventus de Turín ha conseguido hacerse con los servicios de un joven portero de 16 años al que seguían diversos equipos del viejo continente (ver artículo). Su nombre es Laurentiu Branescu y llega procedente del CSM Ramnicu Valcea, un modesto combinado de su país.

La vecchia signora quiere garantizarse así la presencia en su plantilla de un arquero de gartantías que pueda relevar en el futuro a Gianluigi Buffon. Curiosamente, al flamante fichaje del cuadro bianconero ya se le compara con el italiano, entre otras cosas debido a su elevada estatura (193 cms).