Lilian Thuram, el que fuera entre otros jugador de la Juventus de Turín, el FC Barcelona o la selección de Francia, ve ahora como la vecchia signora se ha interesado por su hijo. Se llama Khephren, tiene 16 años, es centrocampista y juega en las categorías inferiores del Mónaco.

En su intensa búsqueda de nuevas joyas, el cuadro bianconero ha puesto sus ojos en él, como explica Sport Mediaset, y obviamente no deja de ser una noticia curiosa dada la importancia que su padre tuvo en este conjunto hace más de una década.