A través de su agente, Lucas Pérez ha abierto las puertas a la vía italiana. Con la Lazio sonando fuerte como pretendiente del futbolista del Arsenal, Rodrigo Fernández Lovelle aprovechó para dejar caer la viabilidad de la operación en declaraciones a Corriere dello Sport, mostrándose expectantes ante la propuesta con gran aliciente para el jugador: «La Lazio es un cuadro importante, cualquiera estaría feliz de defender sus colores. El club siempre lucha por Europa y Luis Alberto es un gran amigo de Lucas. En el Deportivo se entendieron muy bien. Su sueño es volver a jugar juntos».

De esta forma, el camino estaría marcado y solo falta que el conjunto romano edifique sobre él. Aún faltaría un factor añadido a la operación: la decisión de Unai Emery. El técnico vasco puede querer darle la vuelta a la situación del delantero en Londres y contar con él para su proyecto en la Premier League.