Numerosas son las tentaciones que va a recibir la Lazio por Luis Alberto de aquí hasta que se cierre el mercado de transferencias de verano. La continuidad del español parece complicada atendiendo a los diferentes intereses y las ofertas que están dispuestos a poner sobre la mesa, siendo la última en llegar la del Sevilla, quien querría haber ganado la partida por el extremo con una suculenta propuesta de ¡30 M€!

No obstante, según Corriere della Sera, la respuesta del conjunto italiano habría sido reacia a dejarle marchar por esta cantidad. Con la intención de no venderle, su voluntad solo cedería ante una cantidad superior que les haga abogar por una venta tan cotizada. El Nápoles, que también tendría puesto el ojo en el futbolista, tantearía de nuevo esta vía durante los siguientes meses.