El ex técnico del Arsenal, Arsène Wenger, ha confesado para beIN Sports que el Real Madrid llegó a ofrecerle ofertas para entrenar al club. Reconoció que de haber dicho sí, «hubiera significado lograr un mayor número de trofeos». «Lamento que tal vez haya sacrificado un poco el potencial de ganar contra el potencial de lealtad. O el deseo de construir el club y la influencia que tuve en el club», ha empezado diciendo.

«Al final del día, estoy feliz de hacer lo que hice. sentí que estaba en un club, el Arsenal, donde satisfacía mis necesidades de la forma en que quería trabajar. ¿Por qué cambiar eso y tal vez estar en una situación un poco más gloriosa pero menos feliz?. Así que decidí seguir intentando experimentar mi historia de amor en el Arsenal», ha confesado de forma sincera.