La llegada de Alisson al Liverpool ha venido envuelta en un sinfín de informaciones acerca de cuál ha sido el precio que la escuadra de Anfield ha tenido que desembolsar a fin de hacerse con los servicios del deseado internacional brasileño por el que también se había interesado el Chelsea. Ahora, la propia Roma ha sido la que ha desvelado los detalles de la operación.

De este modo, a fin de lograr el millonario traspaso el Liverpool ha tenido que pagar nada menos que 62,5 M€ en concepto fijo. A esta cantidad hay que sumar otros 10 M€ que dependerán de distintas variables a cumplir, entre las que se encuentran tanto el rendimiento y participación del futbolista como los resultados del propio equipo inglés.