Fichado por el Liverpool en 2015, con 10 goles solamente en 42 partidos Christian Benteke se convirtió en uno de los jugadores que Jürgen Klopp había descartado. Al final se marchó al Crystal Palace a cambio de más de 31 M€, con lo que los reds recuperaron parte de la inversión realizada.

No obstante, ahora es noticia debido a una información del Daily Express, en la que se explica que el delantero también tuvo otra gran propuesta que en este caso era de China. Pero, a pesar de que mejoraba notablemente sus condiciones económicas, prefirió continuar en Inglaterra a irse a otro país.