La fumata blanca entre Fabián Ruiz y el club verdiblanco parece estar muy cerca, tal y como señala diario AS. Las negociaciones habrían avanzado mucho y se estaría a punto de cerrar el acuerdo que prolongue la estancia del centrocampista en el Villamarín hasta 2022. Pero para que esto se dé, el principal desencuentro entre ambas partes debe ser solventado, y este no es otro que la cláusula de rescisión.

El Real Betis quiere fijar una nueva cláusula por el jugador de 50 M€. Una cantidad que satisface al equipo en caso de perder una pieza con el gran futuro que se le espera y que haga replantearse a cualquier conjunto acometer su incorporación. Mientras, el futbolista solicita que esta se encuentre entre los 20-25 M€. Según el medio, se planea que el entendimiento surja en una cantidad intermedia que los dos puntos de vista den por buena.