Desde que decidió abandonar la disciplina del Manchester United, club en el que ejercía como ayudante de Louis van Gaal, el galés Ryan Giggs se ha postulado como candidato a, al menos, un par de banquillos de la Premier League, los de Southampton y Swansea City.

Ahora que las puertas de ambos clubes parecen cerradas, el futuro del exfutbolista podría encontrarse en un conjunto algo más modesto, el Wigan Athletic. Los latics acaban de destituir a Gary Caldwell y, según el Daily Express, han comenzado a valorar seriamente la posibilidad de apostar por un entrenador que apenas cuenta con experiencia.