El pasado 1 de febrero Mesut Özil prolongaba su contrato con el Arsenal justo cuando podía haber negociado con otros clubes, al expirar su anterior contrato el 30 de junio. El alemán decidió seguir en el conjunto londinense y así lo ha manifestado su representante, Erkut Sogut, en declaraciones al London Evening Standard.

«Tuvimos algunas ofertas especialmente altas, pero para Mesut el dinero nunca fue un factor realmente importante. Pudimos firmar libremente con otros equipos pero quiso seguir aquí», afirmó el agente. De acuerdo con el citado medio una de esas ofertas rechazadas ascendía a más de 57 M€ anuales.