Su sensacional inicio de Mundial provocó que el centrocampista ruso Aleksandr Golovin se convirtiera en uno de los grandes nombres a seguir en el mercado de fichajes. Así, al interés de una Juventus que ya había trabajado en su fichaje antes de que comenzara el campeonato había que sumar un Chelsea dispuesto a todo para cerrar su fichaje y que según la prensa inglesa encabezaba la puja.

Ahora, una nueva opción aparece en el horizonte del futbolista de 22 años que ha pasado toda su carrera profesional en las filas del CSKA (42 partidos, 7 goles el pasado curso). Concretamente, y según apunta la información de Sport Express, se trata del Mónaco, conjunto que ha ofrecido al jugador un contrato por las próximas cinco temporadas.