Con la misma profesionalidad que lucía sobre los terrenos de juego, el exfutbolista Andriy Shevchenko acaba de rechazar la posibilidad de dirigir a la Selección de Ucrania absoluta, combinado que se encuentra sin técnico desde que el último inquilino de su banquillo, Oleg Blokhin, aceptó la oferta del Dinamo de Kiev (ver artículo).

«Creo que liderar a la selección nacional es un paso prematuro para mí. Espero que la junta directiva de la federación comprenda mi decisión», aseguró el jugador que ostenta el récord de partidos con Ucrania (111), en un comunicado recogido por la web de la Federación Ucraniana de Fútbol.