Tras haber jugado solamente 10 partidos (3 goles) en esta temporada, Adrián Ramos busca una salida del Borussia de Dortmund en este mercado de invierno. A sus 30 años el colombiano que cuenta con una amplia experiencia, podría ser comprado por el Chongqing Lifan de China.

Esto es lo que hoy afirma el diario Bild, de forma que este conjunto lo cedería después al Granada, porque esta escuadra asiática también es de los dominios del presidente rojiblanco, John Jiang. De esta manera el cafetero jugaría en la Liga española en esta segunda mitad de la temporada.