Ni el hecho de verse superado por Clément Lenglet en la carrera por la titularidad ni el posible desembarco de Matthijs de Ligt han modificado los planes de Samuel Umtiti. El galo, que ha vivido una temporada complicada por culpa de las lesiones, desea permanecer en el FC Barcelona, y así se lo ha hecho saber a la directiva.

Según ha contado en las últimas horas L’Equipe, el central ya le ha pedido a la entidad azulgrana que ni se moleste en escuchar las ofertas que puedan llegar durante el próximo mercado estival, ya que está plenamente decidido a agotar su contrato (finaliza en junio de 2023). El futbolista considera que dejar el Camp Nou en este momento significaría dar un paso atrás en su carrera profesional y por eso prefiere quedarse y luchar por un espacio en el equipo.