A sus 34 años Thiago Silva sigue siendo pieza importante de un Paris Saint-Germain con el que suma 29 encuentros disputados esta campaña. El brasileño demostraba la semana pasada en Old Trafford que vuelve a ser un jugador determinante en la retaguardia de la escuadra francesa.

Quizás por eso, como apunta una información del diario L’Equipe, el defensa habría pedido estirar su contrato que actualmente acaba en 2020, por dos cursos más. De forma que el vínculo del zaguero terminara en 2022 y de esta manera se ampliara su estancia en la entidad hasta los 37 años.