Sigue bloqueada la situación de Álex Remiro en un Athletic Club de Bilbao con el que esta temporada continúa inédito al negarse a renovar su contrato, que expira en junio. Su marcha a la Real Sociedad en verano se da casi por segura y el nuevo presidente, Aitor Elizegi, se refería a ella anoche en los micrófonos de Radio Euskadi.

«Lo que sí hicimos fue hablar con Álex y hablar con la plantilla. Pensábamos que había que recuperar para el grupo y para el club a un profesional, a una persona que tiene contrato en vigor con este club hasta el próximo 30 de junio. Era nuestra obligación mirar a los ojos de este jugador, y que él pudiera desarrollar su profesión, que fuera parte de la plantilla y del entrenamiento diario. Entrena con compañeros todos los días y la obligación era que hubiera respeto, lealtad, cauce... y sobre todo rigor. Hay una inversión del club en una ficha profesional, en un jugador en el que hemos invertido recursos», indicó el dirigente.

Por otro lado el presidente del equipo vasco relató los planes que la escuadra rojiblanca tiene de aquí a verano con él: «Nuestra obligación era hasta el 30 de junio hacer sentir a este jugador, y que el club tuviera una relación profesional con esta persona, y desde luego leal. No sé qué pasará de aquí al 30 de junio, si poco a poco vamos aclarando el futuro de Álex, pero tampoco quiero yo escribir el futuro de Álex Remiro. No sé cuál es, pero la obligación del Athletic es ir de frente, ser leal, trabajar con profesionalidad y lealtad los contratos y las relaciones que tiene con el resto de futbolistas, y ellos tienen unas dinámicas que cumplir y unos intereses profesionales que atender, que no siempre los comparten con el club, con el Athletic».