Aunque algunos clubes pretendían regresar a la fórmula antigua, el organismo que rige la Premier League ha confirmado que, al igual que el pasado curso, el próximo mercado estival volverá a cerrar sus puertas antes de que la competición se ponga en marcha.

De esta manera, el citado ente pretende evitar que algunos clubes puedan reclutar futbolistas de otros conjuntos con el torneo ya comenzado. Eso sí, lo que no se logra evitar con esta medida es que un conjunto foráneo pueda llevarse a un jugador de las islas antes del 31 de agosto.