Después de terminar el contrato que lo vinculaba con el Birmingham City –club en el que tan solo logró disputar un encuentro- el guardameta ghanés Richard Kingston se ha convertido en el flamante fichaje del Wigan, donde intentará hacerse con un hueco en el once inicial y "robar" el puesto a Chris Kirkland, que lleva tres años en la entidad.

El arquero africano de 30 años ha pasado la práctica totalidad de su carrera en Turquía, donde ha formado parte de Sakaryaspor (21 partidos), Göztepe (19), Antalyaspor (15), Galatasaray (1) y Ankaraspor (4). Además, también pudo disfrutar de la competición sueca defendiendo los intereses del Hammarby (11 partidos) antes de su desembarco en la Premier.