La falta de adaptación del futbolista japonés al conjunto hispalense ha sido una de las pocas notas negativas de los de Jorge Sampaoli en esta primera parte de la temporada. Una circunstancia extraña que Monchi aseguró que no se debía por un tema futbolístico: «No se debe a un tema deportivo, es un tema también personal. El chico nos ha pedido su salida en el último mes por un tema de adaptación y familiar».

Esta situación familiar, según informa Muchodeporte, se debe a que el bebe de Hiroshi Kiyotake falleció al poco tiempo de la llegada de este al Sevilla, una mala noticia que el jugador no quiso compartir. Por eso se produjo el deseo del centrocampista de regresar a Japón para estar más cerca de su familia.