La Real Sociedad ha comenzado la temporada de forma agridulce. Aunque ganó al Real Madrid y dejó buenas sensaciones contra el Valencia, la cosa no se ha traducido en más puntos, y eso es algo que preocupa. Ahora los donostiarras viajan a Barcelona, a jugar contra el Espanyol, y han querido dejar claro que están unidos y que siguen confiando en su fútbol.

Mikel González fue el primero que se mostró rotundo frente a los rumores de ruptura entre el cuerpo técnico y los jugadores. «No le hemos pedido al técnico un cambio de sistema», aseguró el central. Markel Bergara, por su parte, dio pruebas de la confianza que hay en el vestuario hacia su idea futbolística. «Vamos a ir con la misma idea y a por lo s tres puntos», declaró.