Con Iago Herrerín lesionado, la decisión de Eduardo Berizzo de dejar fuera de la convocatoria para el partido ante el Leganés a Álex Remiro ha sacudido al Athletic de Bilbao. No tanto porque no se defienda en muchos sectores la decisión del técnico, al contrario, sino por lo que puede representar para el futuro del guardameta.

El arquero de 23 años sigue en negociaciones para ampliar su vínculo, el cual expira en 2019, pero paralelamente sus agentes hablan con otros equipos. Uno de ellos, de acuerdo con Radio Marca, es la Real Sociedad, lo que sin duda añade un poco más de picante a esto que va camino de ser todo un culebrón.