Después de que hace unas horas se conociera la sanción que la FIFA ha decidido imponer al Chelsea por irregularidades en el fichaje de 29 menores, ha llegado la primera reacción. Un comunicado oficial de la escuadra londinense que esperaba dicho castigo, y que recurrirá la decisión tomada por el organismo que rige el fútbol mundial.

La entidad londinense refuta por completo los argumentos esgrimidos para que le sea impuesta dicha sanción y por lo tanto la decisión será recurrida. Ahora habrá que esperar los plazos legales para saber si se puede dilatar la sanción como ya ocurriera en 2014 con el FC Barcelona.