En la noche de ayer Kylian Mbappé hacía tambalearse los cimientos del mercado de fichajes. Lo hacía abriendo la puerta a una posible salida del Paris Saint Germain al apuntar que «Estoy ante un momento muy importante de mi carrera, es el primer o segundo punto de inflexión. He descubierto muchas cosas en mi equipo, tal vez sea el momento de tomar más responsabilidades. Ojalá que sea en el PSG, o quizás en otro lugar para un nuevo proyecto».

Estas declaraciones han provocado la aparición de un buen número de conjuntos interesados en aprovechar la situación y lanzarse por su fichaje, entre los que evidentemente se encuentra el Real Madrid. Junto a los merengues, otras posibilidades como FC Barcelona o Manchester City también han surgido.

A fin de evitar la proliferación de especulaciones, el propio PSG acaba de apuntar por medio de su cuenta de Twitter que «Fuertes lazos han unido a Paris Saint Germain y Kylian Mbappé durante dos años y esta historia en común continuará la próxima temporada. Con la ambición compartida de hacer historia en el fútbol europeo, el cincuenta aniversario del PSG es un momento muy esperado para escribir también una gran página en la historia de nuestro club, en la que cada jugador importante tendrá que poner todo de su parte, siempre trabajando para el colectivo».