Finalmente, parece que Maxi Gómez ha escuchado a las voces que le repetían en sus oídos que aprovechara la suculenta oferta del fútbol chino y se marchara a allí a probar fortuna. Según el diario AS, el jugador ya habría dado su consentimiento para que la operación se certificara y el uruguayo abandone el club celeste a partir de enero.

Maxi Gómez sería el tercer jugador importante del Celta de Vigo que abandona la entidad a mitad de temporada, como ya lo hicieran Augusto Fernández y Fabián Orellana en 2016 y 2017 respectivamente.