Además de reforzarse con jugadores importantes, la Roma cerró un buen número de salidas durante el pasado verano. La más significativa fue la del portero brasileño Alisson al Liverpool a cambio de más de 60 M€. Especialmente significativa fue también la del centrocampista holandés Kevin Strootman al Olympique de Marsella cambio de 25 M€.

Esta es precisamente que el cuadro de la capital italiana planea invertir en nuevos fichajes el próximo mercado invernal. Según apunta Corriere dello Sport, la dirección deportiva tiene previsto gastar más de 20 € en reforzarse y algunos de los nombres a seguir son los de Lainez (18 años, América) o Tonali (18, Brescia).