La séptima posición que ocupa actualmente la Roma en la Serie A no es ni mucho menos el objetivo que se había marcado esta escuadra a principio de temporada. Por eso el equipo que entrena Luis Enrique debe mejorar sus resultados en la segunda vuelta si quiere entrar en puestos europeos el año que viene, ya que esta es ahora la principal batalla del cuadro giallorosso.

Para ganarla el combinado de Trigoria necesita algunos retoques urgentes en su plantilla y es en la retaguardia donde estos cambios pueden ser más significativos, ya que la solidez defensiva de este conjunto no ha sido buena. Por eso se buscan refuerzos y desde Brasil ya colocan a un central en el club de la capital italiana.

Se trata de Roger Carvalho, un defensa de 25 años que actualmente pertenece al Figueirense, entidad con la que jugó 26 encuentros en el último Brasileirao. Este jugador ya sabe lo que es militar en el viejo continente porque hace tres años estuvo en el Olivais e Moscavide, un modesto club de Portugal.