Un año más la Roma ha protagonizado un irregular comienzo de temporada, porque ha sumado 8 puntos de los 18 posibles. De ahí que ya se comience a hablar de la posible llegada de refuerzos para el mes de enero, tal y como ha hecho ahora una información publicada por Il Messaggero.

Iván Piris y Nicolás Burdisso serían los defensas que abandonarían el combinado de Trigoria para dejar paso a dos nuevos refuerzos que tiene previsto hacer Zdenek Zeman. Son el lateral Sebastian Jung, actualmente en el Eintracht de Frankfurt, y Vassilis Torosidis, que pertenece a Olympiakos.