Poco más de medio mes le quedaría a Iker Casillas en el Oporto, o al menos eso desearía el jugador si su situación en el club luso no tuviera un giro inesperado que pueda volver a llevarle a la titularidad bajo palos.

Según A Bola, el guardameta de Móstoles pedirá salir y acordará los términos con la entidad de los dragones. Casillas ha disputado 11 encuentros con la camiseta del Oporto en la presente temporada y tras el desencuentro que tuvo con su entrenador, Sérgio Conceição, perdió un titularidad en favor de José Sá que no ha vuelto a recuperar. Desde Inglaterra ya se rumoreó con que el Newcastle estaría dispuesto a fortalecer su portería con su incorporación.