No ha sido hasta cumplir 21 años cuando por fin ha conseguido hacerse notar en Italia. Inter de Milán y Cesena no confiaron en Luca Garritano. El primero vendió el 50% de sus derechos tras jugar sólo en cinco partidos y los segundos lo cedieron en enero al Modena. Allí está reivindicándose y aunque sólo ha disfrutado de minutos en 16 encuentros ya suma tres goles.

Este joven extremo termina contrato el próximo mes de junio. No parece que vaya a regresar al Cesena, que no ha demostrado confiar en él, y el Catania está interesado en hacerse con sus servicios. Sin embargo, el Catania lo podría tener complicado ya que un peso pesado de la Serie A está siguiendo al jugador. Según TuttoB.com, la Sampdoria ha enviado en varias ocasiones ojeadores para seguir las evoluciones de Garritano.