El Olympique de Marsella es consciente de lo que supondría ampliar contrato a uno de sus jugadores clave en la temporada. Es consciente por dos motivos: porque supondría mantener el buen ritmo de la plantilla y porque le costaría un dinero que no puede permitirse. Se trata de Dimitri Payet (32 años). Tiene contrato hasta 2022.

Según distintos medios franceses, son muchos los equipos que ven con buenos ojos hacerse con los servicios del futbolista. Más aún ahora que se abre la posibilidad de una posible salida en verano. Entre los equipos a destacar resurge la figura del Besiktas, quien le ofrecería un exótico contrato al francés.