Aunque es cierto que Julio Velázquez ya no cuenta con el beneplácito de la afición, la plantilla del Real Betis si parece estar de su parte. Esto, sin duda, es algo que puede jugar a su favor a la hora de que la directiva tome una decisión sobre su futuro.

Ayer, tras la derrota contra el Leganés, uno de los nuevos fichajes de este año, Bruno, se encargó de dar la cara por su entrenador. «Somos una piña y sólo tenemos que pensar en ganar. No hay que echar al míster, no es la solución, porque estamos con él», comentó el central en zona mixta.