Desde Alemania informan que un equipo de la Superliga china está realmente interesado en hacerse con los servicios de Thomas Müller, todo ello con el firme propósito de convencer al futbolista del Bayern Múnich. No cabe duda que el mercado asiático va cogiendo cada vez mayor protagonismo, realizando una serie de ofertas un tanto disparatadas para ganar repercusión y calidad.

Es evidente que los mejores años de Müller ya pasaron, pero sigue siendo un jugador determinante llegada la hora de la verdad. Su rendimiento ha decaído en el cuadro bávaro, sobre todo en lo que hace alusión a sus cifras goleadoras. No obstante, la salida de Arjen Robben y Franck Ribéry, junto con la de James Rodríguez, podría darle un nuevo rol en el Bayern, al margen de los fichajes que están por anunciarse. Si se hace efectiva su llegada a China, ganaría 25 M€ por curso. Por ahora, tiene contrato en Múnich hasta 2021.