Stanislav Lobotka fue uno de los jugadores más solicitados del Celta de Vigo en el pasado verano, ya que era relacionado con clubes como PSG y Nápoles. Aunque al final este centrocampista de 23 años no cambió de aires y sigue siendo pieza clave del cuadro gallego (3 partidos).

Es ahora el eslovaco noticia porque, de acuerdo con El Desmarque, su anterior escuadra, el Nordsjaelland, se guardó el 20% de los derechos de una futura venta, confiando en su potencial. Por eso si el club celeste quiere traspasarlo tendrá que ser por una cifra muy rentable.