Al término del partido de Champions League que la pasada semana midió a Juventus y Atlético de Madrid, el portugués Cristiano Ronaldo celebró la victoria de su equipo de la misma forma que Diego Simeone en el choque de ida, llevándose la mano a los genitales,

Pues bien, según acaba de conocerse, la UEFA ha decidido abrir expediente al atacante luso con el objetivo de estudiar si su gesto merece una sanción por «conducta inapropiada». En el caso del Cholo, el incidente se resolvió con una sanción de 20.000 euros.