La llegada de Peter Lim a Valencia está marcado el interés del conjunto valencianista en hasta tres nombres de la plantilla del Oporto. En concreto, la actualidad che en el cuadro luso lo marcan Iván Marcano, Diego Dalot y Ricardo Pereira, de los cuales se intentaría la llegada del central español y la de, al menos, uno de los laterales.

Para que esto sea capaz, y según Plaza Deportiva, el Valencia quiere jugar la carta que le da UEFA, quien ahora las cuentas y, por tanto, obliga a la escuadra de Do Dragão a realizar diferentes pagos, incentivando la decisión de prescindir de distintos futbolista en el próximo mercado para hacerlos frente. De esta manera, la entidad del Turia tendría una puerta de entrada desde donde poder sacar un gran rédito a su situación, algo que se antojaría realmente difícil en otro contexto en el equipo portugués, famoso por los grandes desgloses económicos a los que empuja habitualmente a los pretendientes por sus jugadores.