Aunque su agente espantó los rumores acerca de un posible cambio de aires afirmando que el jugador se encontraba cómodo en las filas de un AC Milan donde desembarcó en verano de 2015, sigue hablándose de un adiós de Carlos Bacca. Así, el que ha sido objetivo de Sevilla y Valencia, tiene ahora una nueva novia.

Concretamente, y según se apunta en Italia, se trata del Nápoles. El cuadro celeste, que no puede contar con Milik desde hace varias semanas, busca un nuevo ariete con el que apuntalar su zona de ataque. Esto, unido al interés del propio AC Milan en el italiano Manolo Gabbiadini, podría abrir la puerta a esta complicada operación.