Hatem Ben Arfa no ha disputado ni un solo encuentro con el PSG esta temporada, ni lo hará salvo sorpresa. El francés de 30 años no cuenta para Unai Emery y está apartado del equipo, motivo por el cual el Sevilla se ha interesado por él, si bien Le Parisien explica que su salida no es segura.

Tal y como publica este medio hoy, el atacante ha puesto dos condiciones para cambiar de aires en el mercado de invierno. La primera jugar en un equipo que pelee por la Champions League. Y la segunda que el club galo le abone los 500.000 € brutos que debería cobrar hasta junio.