Tras hacerse con los servicios del argentino Leo Suárez, el Villarreal continúa peinando el mercado sudamericano en busca de nuevos futbolistas que puedan garantizar la competitividad de su plantilla en años venideros.

En este sentido, y según relata el diario Marca, el submarino amarillo mantiene una estrecha vigilancia sobre dos jugadores charrúas: el centrocampista Facundo Castro (19 años, Defensor) y el delantero Rodrigo Amaral (17, Nacional). Especialmente ilusionante resulta la contratación de este segundo talento, ya que según algunos especialistas, por descaro y capacidad goleadora, el de Montevideo podría llegar a convertirse en el nuevo Diego Forlán.