El Málaga parece querer asentar las bases de la que pinta a ser una dura temporada en Segunda División, en la que tratará de recuperar lo más rápido posible la categoría cuya confirmación de pérdida de la misma cada vez está más cerca de confirmar. Con este objetivo en mente, la dirección deportiva que lidera Mario Husillos ha comenzado a realizar los primeros planes, escogiendo a 2 de las cabezas que tendrá el nuevo proyecto de la ciudad.

El primero de ellos sería Juan Ramón López Muñiz, quien se haría cargo del banquillo boquerón por tercera vez en su carrera, ahora con el objetivo de regresarlo a la élite como ya hiciera en el pasado y como también logró hacer con el Levante la pasada campaña. Según Súper Deporte, el asturiano es el escogido por la propiedad para generar ilusión en la nueva temporada que se presentaría. Además de este, según El Desmarque, el Málaga ya habría identificado a la referencia en ataque, con la idea de que Michael Santos, a su regreso de la cesión en el Sporting, ejerza esta función, aunque el conjunto de Gijón trataría de mantenerlo en sus filas de lograr el ansiado ascenso.