Desprendido del que ha sido su auténtico referente durante los últimos años, el Nápoles piensa en el futuro. El cuadro celeste, que tiene todas las cartas en la mano para disputar la próxima edición de la Liga de Campeones, cuenta ahora con una serie de objetivos con los que completar su plantilla versión 2019-2020.

Dos son los nombres propios que han aparecido en escena en forma de grandes prioridades, según señala la Gazzetta dello Sport. Concretamente, se trata del desequilibrante extremo mexicano del PSV Hirving Lozano (23 años) y el centrocampista español Pablo Fornals (22), futbolista del Villarreal que ya estuvo en el punto de mira durante el pasado mes de enero.